Crecimiento Personal,  Mi fábrica de (los) sueños,  Reflexiones

Y… ¿Si te dejas llevar?

Los mejores momentos o los más divertidos de la vida, son siempre aquellos que nunca se planean ¿No te ha pasado en más de una ocasión que tras sucumbir a ese plan inesperado o que no te apetecía en absoluto realizar, ha resultado ser uno de los mejores momentos de tu vida?

Ese día que no pensabas salir y saliste. El viaje en el que no querías aventurarte y finalmente te embarcaste. La fiesta a la que te invitaron y no querías ir porque no conocías a nadie y resultó ser la fiesta más divertida a la que asistías desde hacía tiempo. O la persona que no estabas preparado para conocer y conociste.

En definitiva, todas esas experiencias en las que las expectativas eran muy bajas, el entusiasmo por asistir era nulo o la confianza en el resultado no era óptimo, son casi siempre las situaciones en las que suceden las mejores cosas de la vida.

¿Por qué sucede esto? Porque como ser humano que eres, te cuesta salir de la zona de confort. Todo aquello que suponga un esfuerzo por socializar con personas nuevas o realizar tareas a las que no estás acostumbrado, te resultan realmente latosas de realizar. Te sientes muy cómodo en todo aquello que controlas a la perfección.

Si no eres nuevo por Mi Fábrica de (los) Sueños, sabrás que me apasiona bucear y que me recorro parte del mundo para practicar esta disciplina. Que gracias a ella, he conocido a personas maravillosas, he visto marcos incomparables, paisajes de ensueño y vivido experiencias  únicas que no todo el mundo ha experimentado. Pero lo que seguramente no sabrás es que todo fue una casualidad. Que todo surgió en uno de los peores momentos de mi vida tras una ruptura sentimental. Que gracias a arriesgar, a salir de la zona de confort, mi vida cambio. Que mi lado aventurero despertó gracias a una simple decisión: Vivir. Vivir experiencias nuevas y no cerrarme a nada.

Cuando haces un pequeño esfuerzo por hacer cosas nuevas, aventurarte en prácticas diferentes o innovadoras, cuando te expones o cuando simplemente te dejas llevar, permites que surjan nuevas experiencias. Experiencias que cuanto menos, te aportaran un crecimiento personal considerable.

Las auténticas experiencias de la vida, suceden exactamente ahí: Fuera de ese lugar tan cómodo y reducido del que tanto te cuesta salir, que controlas a la perfección y que crees que es suficiente para ti.

¿A que esperas para soltarte de una vez por todas y dejarte llevar?

 

 

Carlos Ramajo para –MiFaDeLoSu

¿Te ha gustado el post? ¡Deja un comentario!

Translate

¿Te gusta el Blog? ¡Hazlo saber en tus redes! O síguenos en ellas... ;)

A %d blogueros les gusta esto: