Crecimiento Personal,  Mi fábrica de (los) sueños,  Reflexiones

Cambiar, crecer, es parte de la vida: Rétate y… ¡Crece!

Si me hubieran dicho hace unos años que iba a vivir una aventura en autocaravana, no me lo hubiera creído, básicamente, porque jamás estuvo dentro de mis planes. Al relatarlo, utilizo el tiempo pasado de forma correcta, ya que no soy la misma persona que era hace un tiempo. Una persona, que podríamos definir, como bastante «acostumbrada» a su estilo de vida, a la que le costaba horrores, salir de su zona de confort. Y que además, primaba ciertas «comodidades» que hoy en día, han pasado, iba a decir a un segundo lugar, pero no, dejémoslo en…, han pasado a mejor vida o simplemente se han convertido en comodidades prescindibles.

En esto precisamente, consiste la vida. En cambiar de opinión. Darse cuenta que hay otras cosas diferentes, ni mejores ni peores, simple y llanamente diferentes, que consiguen que experimentemos sensaciones que de otra manera, no hubiéramos tenido la posibilidad de vivir nunca. Estar abierto a ellas, tomar la decisión de materializarlas, llevarlas a cabo, también es crecer. Crecer hacia dentro, de manera interna.

Mirarse en el espejo, observarse, y decir con certeza en la mirada: «Te reto. Te reto a ir detrás de aquello que no te atreves a perseguir, te reto a luchar por aquello que quieres alcanzar, te reto a salir de tú zona de confort, te reto a ser la mejor versión que puedes ser. Te reto, a lo que crees imposible, y ambos sabemos que no lo es.»

«La mayoría de la ocasiones que crees que no puedes hacer algo, es porque ni siquiera lo has intentado antes.»  –MiFaDeLoSu-.

Crecimiento personal se denomina, y ¿Sabes qué? Me gusta como suena, porque si a algo suena éste curioso concepto, es a positivo, a mejora. Concepto que ansío y persigo, cual valiente aventurero en busca de Santo Grial. Reliquia cuya leyenda habla de propiedades milagrosas, o promesas de eterna juventud tras sorber de la misma. Y os aseguro, que cuando lo persigues y sobretodo lo alcanzas, o percibes cambios en ti, la sensación de ser capaz de conseguir, y alcanzar,  metas que nunca hubieras imaginado poder alcanzar, es indescriptible.

Así que en este post, te propongo algo muy sencillo, que seguro que nunca te has animado a realizar y que todos deberíamos hacer, por lo menos una vez en la vida. Te invito a que te pongas frente al espejo, y te retes a ti mismo.

 

Carlos Ramajo –MiFaDeLoSu

 

3 Comments

¿Te ha gustado el post? ¡Deja un comentario!

Translate

¿Te gusta el Blog? ¡Hazlo saber en tus redes! O síguenos en ellas... ;)

A %d blogueros les gusta esto: