Descubriendo Mundo,  Málaga Seeway,  Mi fábrica de (los) sueños

Conocer un lugar desde otro punto de vista

Antes de adentrarme en sensaciones, voy a explicar en qué consiste este curioso aparato de dos ruedas. Explicación escueta y sencilla, ya que suelo escribir sobre emociones y nunca entro en detalles técnicos (esto lo dejo para expertos en la materia). Seegway: Aparato de dos ruedas, con una pequeña superficie rectangular entre ambas a modo de plataforma, sobre la que van nuestros pies, y una especie de baston, terminada en manillar, a la que se agarran nuestras manos. El ingenio en cuestión, se mueve al son de nuestro cuerpo.

Una vez hechas las presentaciones, voy a contaros como comenzó esta peculiar  aventura:

La idea original para el día, era alquilar unas motos para recorrer la costa, encontrar los lugares más encantadores y darnos un chapuzón en las playas más carismáticas de Málaga. Un plan, que realmente nos apetecía mucho a mis dos acompañantes (los otros dos granujas del video) y al que escribe estas lineas. Pero como viene siendo habitual en nuestros viajes, la tranquilidad nos invade, tanto, que conseguimos olvidar que hora es, el día en el que vivimos, e incluso a que nos dedicamos cada uno de nosotros en nuestras tan estresantes vidas diarias. Es decir, suelen ser los mejores compañeros para unas vacaciones en las que reencontrarte con tu niño interior, es una tarea realmente sencilla,  y además, conseguir una autentica evasión de lo cotidiano.

Bueno, que me dilato más de la cuenta. Conseguimos desconectar tanto, que cuando quisimos poner en marcha el plan, alquiler de motos, no había una sola disponible (Sí, en pleno mes de junio, Málaga ya goza de multitud de visitantes). Momento frustración. Sentimiento, al que un día dedicaré un post, ya que solo he conseguido canalizar dicha sensación, con el tiempo y sobre todo, con la madurez personal.

"En ocasiones, planeas un día de vacaciones con ilusión, y cuando te dispones a materializarlo, de repente, tu plan se va al traste. ¿Y? ¡Hay infinidad de planes por descubrir!, tan solo hay que estar atento y abrir los ojos". -MiFaDeLoSu-

Como el plan se había ido literalmente al garete, decidimos reponer fuerzas y conocer el centro de la ciudad, dando un sofocante paseo bajo un sol abrasador. Cuando nos encontrábamos realizando la segunda fase del nuevo y “fantástico” plan, de repente, se cruzo en nuestro camino Elias. ¿Quién es Elias? Os pregutareís… Pues es un joven de 28 años, que tras una dura experiencia, que relataré unas lineas más abajo, decidió montar su propio negocio de rutas en Segway.

Y así, de una manera tan simple, dio comienzo un plan diferente, que a los tres nos sorprendió gratamente.

Contratando la experiencia

Siempre que contrato una excursión, inmersión de buceo o realizo alguna actividad con guía, suelo darle mucha importancia al trato dispensado, respecto al producto que ofrecen. Me gusta que el mismo sea genuino, y como hoy en día, es muy difícil encontrar algo diferente, lo que busco es que tenga esencia, alma, y como no, personalidad. Si a todo esto, le añadimos el carisma de sus responsables o trabajadores, la elección, es un éxito garantizado.

La diferencia entre desarrollar una actividad monótona y aburrida o divertida y amena, es exactamente la pasión con la que se ejerce dicha actividad por parte de sus responsables. Y en esta ocasión, la fortuna hizo que nos encontráramos con @travelcity.malaga, que ofrece exactamente lo que busco como aventurero.

Antes de adentrarnos en la experiencia

Dato que me parece muy importante, relatado por el propio Elias, basado en su propia experiencia: “Contratar este tipo de excursiones, siempre, con el sistema patentado de Segway.” ¿Por qué? Elias, nos contó que sus inicios con este modelo de negocio, fueron con un aparato similar al patentado por Segway, sin ser el oficial. Es decir, una imitación. Según nos relato, el sistema Segway es tan bueno, que es prácticamente imposible caerse de él, a no ser que golpeemos el ingenio contra algún obstáculo. Las imitaciones, en cambio, no deben de ser tan fiables, y teniendo en cuenta que estos aparatos pueden alcanzar velocidades de hasta 40 Km/h, la caída puede entrañar serios riesgos. De hecho, nuestro particular guía había sufrido una caída con el modelo de imitación al que antes me refería, y estuvo apunto de perder su mano izquierda. Así que me parece importante recalcar, que es aconsejable asegurarse que el sistema que nos ofrecen, sea el oficial patentado por Segway.

Llego la hora de hablar de la experiencia

¿Sintetizado en una palabra? ¡AUTENTICO! Sin lugar a dudas, una manera de conocer una ciudad de una forma diferente, divertida, cómoda, y desde una perspectiva “elevada”, brindada por el propio Segway. La sensación de movimiento que brinda el aparato al mover nuestro cuerpo es indescriptible. El Segway, se convierte en una prolongación de nuestro cuerpo, permitiéndonos realizar giros de hasta 360 grados, sin movernos del lugar, con un simple movimiento de cuerpo hacia derecha o izquierda, subir y bajar pendientes con una pequeña inclinación del mismo, y detenernos con un simple enderezamiento de cuerpo. Además, gracias a su “velocidad” nos permite recorrer grandes distancias en tiempos relativamente bajos, permitiendo así, una visión más amplia del lugar a conocer.

¡Tenéis que probarlo! Os aseguro, que ésta peculiar manera de hacer turismo, es totalmente recomendable. No os vais a arrepentir.

 

MiFaDeLoSu

 

El video que se muestra en este post esta íntegramente filmado con el siguiente producto:

 

¿Te ha gustado el post? ¡Deja un comentario!

Translate

¿Te gusta el Blog? ¡Hazlo saber en tus redes! O síguenos en ellas... ;)

A %d blogueros les gusta esto: