Crecimiento Personal,  Mi fábrica de (los) sueños,  Reflexiones

La mejor decisión ante un mal día

la-mejor-decision-ante-un-mal-dia-1

 

¿Crees que hoy tienes un mal día? Pregúntale a los protagonistas de la imagen de hoy.

Hay días en los que parece que todo está en tu contra y te sientes como ese piloto de la segunda guerra mundial, al que acaban de alcanzar en un ala y se encuentra cayendo en barrena gritando el tan famoso «Mayday-Mayday» mientras intenta con su último aliento levantar el vuelo tras una frenética batalla surcando los cielos europeos.

Esos días que todos y cada uno de nosotros tenemos, en los que te quedarías debajo de las sabanas. Pequeño refugio donde parece que nada ni nadie pueda dañarte. Ese lugar donde parece que las manecillas del reloj se detienen, parando el tiempo a nuestro favor en una sensación más bien irreal, ilusoria.

Ese día en el que la mejor decisión que puedes tomar para remontar «el vuelo», es justamente lo contrario a la opción de refugio engañoso. Espacio en el que no pasa absolutamente nada, más que el tiempo. Tú tiempo.

¡DESPIERTA! Nadie va hacer por ti lo que tú y yo sabemos que tienes que hacer. Las varitas mágicas en este tipo de días, situaciones o momentos, no existen.

la-mejor-decision-ante-un-mal-dia¡AFRONTA!

Afronta las situaciones. Mira cara a cara a tu desafío personal y muéstrale de que estás hecho. Márcate pequeños objetivos diarios, determina retos a medio-corto plazo y deja los grades desafíos para largo plazo. Porque aunque es cierto que tu pasado no determina tu futuro, las acciones de tú presente si lo hacen.

¡SUPERA!

Supera tus limites. Que nada ni nadie corte tus alas. Puedes alcanzar lo que te propongas. Tan solo es necesario fuerza de voluntad, constancia y sacrificio. He conocido personas muy inteligentes que han echado sus vidas a perder por carecer de perseverancia o tenacidad. He visto otras, lograr lo imposible o inimaginable con limitaciones con las que la mayoría de nosotros hubiéramos abandonado.

La humanidad ha conocido a múltiples héroes capaces de diferentes heroicidades. Tan solo los valientes son capaces de moverse con ese pequeño e imprescindible músculo llamado CORAZON. El mismo que cuando se lo propone consigue lo que quiere. Y cuando uno se mueve con ese músculo, el resto del mundo tiembla.

Así que… Cuándo creas que tienes un mal día, recuerda que la opción del «refugio» no es la solución. Para levantar el vuelo es necesario coger los mandos del avión y pasar a la acción. Ganar esa épica batalla y convertirse en héroe. Ese héroe que con su valor, coraje y valentía, vuelve alzar vuelo a pesar de las adversidades para alcanza la gloria y sentirse más vivo y fuerte que nunca.

¡PERSIGUE, LUCHA, GANA Y CONQUISTA TU PROPIO MUNDO!

Carlos Ramajo para –MiFaDeLoSu

 

4 Comments

¿Te ha gustado el post? ¡Deja un comentario!

Translate

¿Te gusta el Blog? ¡Hazlo saber en tus redes! O síguenos en ellas... ;)

A %d blogueros les gusta esto: