Bajo el azul,  Mi fábrica de (los) sueños

Malta: El paraíso de los pecios (Chapter II)

Nervios. Creo que es la palabra idónea para definir lo que siento tras un año sin bucear. Y es que ha pasado casi un año desde que tuve la oportunidad de sumergirme en el océano índico con las magnificas islas Maldivas como base de operaciones.

La sensación tras ese periodo de inactividad subacuática empieza a ser un recuerdo y da paso a los malditos nervios, máxime cuando en nuestra primera inmersión nos introducimos en el Mv Rozi, un pecio construido en 1958 que tras pasar por diferentes dueños termino situado a entre 20 y 36 metros de profundidad frente al puerto de Cirkewwa. Nervios como iba diciendo, los mismos que consiguen que revise el equipo cientos de veces y que mi primera inmersión sea corta debido al excesivo consumo de oxigeno. Nervios. En el fondo agradecido a ellos, son los mismos que consiguen que tras las comprobaciones de seguridad necesarias obtenga esa sensación necesaria de seguridad final para dar un paso de gigante hacia el azul.

Nota: Salto de gigante es una de las múltiples maneras que existen de lanzarse al agua tras la colocación del equipo de buceo.

Los que me seguis desde hace un tiempo, habreís podido observar que es mi segunda vez en este un tanto desconocido pero maravilloso país para los españoles. No tanto para aquellos apasionados del mundo submarino, ya que Malta es uno de los lugares con parada obligatoria si quiere uno disfrutar de la sensación tan especial que se puede obtener al introducirse en los diferentes pecios que allí se encuentran. Es cierto que la historia que hayamos tras ellos carece de un halo de misterio ya que los mismo se encuentran en profundidades cercanas a la costa debido a que han sido meticulosamente hundidos en estas áreas, tras el cumplimiento de su función, para facilitar la tarea de los buceadores y de este modo potenciar el turismo en el sector submarinismo. Es por ello que no encontraremos barcos de la primera o segunda guerra mundial repletos de historia, pero no por ello dejaremos de vivir las mismas sensaciones que si de alguno de estos de tratara ya que muchos de ellos han sido construidos en las mismas épocas que las épicas batallas.

Hechas las presentaciones vamos a entrar en datos un poco más técnicos, aunque muy por encima ya que se me da mejor hablar de sensaciones y sentimientos que de buceo técnico propiamente dicho. Esto lo dejo para aquellos que realizan reseñas más profesionales y a los que les presento mis máximos respetos, ya que soy uno de los múltiples visitantes que acuden a ellos en busca de información más técnica antes de ir a un lugar a practicar esta maravillosa disciplina.
 

Datos un poco más técnicos:

Cuando elegimos el mes de octubre para regresar a Malta, tuvimos un poco de temor respecto al frío ya que en nuestra primera ocasión con un traje húmedo de 3 mm en mayo de 2016 la temperatura del agua en aquel momento hizo que no disfrutaremos tanto de las inmersiones como nos hubiera gustado. En este aspecto, octubre ha sido todo un acierto. Traje de mismas características, nada de frío. Todo lo contrario, una sensación térmica bajo el agua muy, muy agradable.

Respecto a la visibilidad, reseñar que ha sido muy buena. Hay que comentar que el día estaba despejado con ciertos intervalos soleados y el mar presentaba relativa calma, como si conociera de nuestra presencia y estuviera deseoso de engullirnos. Hago esta pequeña apreciación ya que uno de los días de inmersión la climatología fue un poco más adversa. (Ver Chapter III 😉  . Como todavía no esta publicado os dejo el enlace del Charter I, jajaja)

El día consistió en dos inmersiones. A mi particularmente me parece el número ideal para disfrutar y quedarse con ganas de más zambullidas para el día siguiente. En la primera nos hicimos con el MV Rozi y en la segunda tuvimos la gran oportunidad de conquistar el P29, un patrullero de 60 metros de eslora en cuya proa podemos encontrar una ametralladora. Sí, la foto o el video con la ametralladora mola ¡joder!, pero he decidido reservar las imágenes para otra ocasión. 

Bueno, como dicen que una imagen vale más que mil palabras y yo llevo ya 718, os dejo que disfrutéis del video que encabeza estas lineas.

Carlos Ramajo para –MiFaDeLoSu

 

El video que se muestra en este post esta íntegramente filmado con el siguiente producto:

 

 

One Comment

¿Te ha gustado el post? ¡Deja un comentario!

Translate