Mi fábrica de (los) sueños,  Reflexiones,  Relaciones Sentimentales

Apuesta por quien se la juega contigo

¿Cuál debería de ser una de las bases fundamentales de una relación de pareja? Que la persona por la que decides apostar, apueste por ti en la misma medida en la que lo haces tú ¿No? Quizás esto suene sencillo y tal vez hasta lo sea. Pero la realidad es que solemos complicarnos la vida en busca de ideales un tanto irreales.

QUIZAS

Quizás con ordenar nuestro mundo antes de desordenar otros sea suficiente.
Quizás con darse a conocer de forma sincera y desinteresada sea suficiente.
Quizás con mostrarse con naturalidad sea suficiente.
Quizás con librarse de corazas, exponerse y abrirse en canal sea suficiente.
Quizás con que te miren con un pequeño brillo en los ojos sea suficiente.
Quizás con una sonrisa complice, una ligera mueca de la comisura de tus labios sea suficiente.
Quizás con un pequeño roce sobre la piel desnuda que la haga erizar sea suficiente.
Quizás con un leve susurro al oído mientras duermes sea suficiente.
Quizás con una leve caricia llena de ternura a media noche a modo de atrapa sueños, sea suficiente.
Quizás con un simple y sencillo beso en la frente al despertar sea suficiente.
Quizás con un mensaje a medio día no esperado sea suficiente.
Quizás con un que tal fue tu día a entrada la noche sea suficiente.
Quizás con un estás bien a modo de pregunta sea suficiente.
Quizás con escuchar(se) el uno al otro sea suficiente.
Quizás con un simple pero sincero te quiero sea suficiente.
Quizás con un yo estaré aquí para ayudarte, apoyarte y darte un pequeño empujón cuando quieras alcanzar tus sueños sea suficiente.
Quizás con crear nuestras pequeñas tradiciones sea suficiente.
Quizás con un sencillo proyecto en común sea suficiente.
Quizás con preocuparse por lo que al otro pueda molestar sea suficiente.
Quizás si dejamos de mirar nuestro ombligo y miramos el de la persona con la que hemos decidido compartir nuestro tiempo sea suficiente.
Quizás con interesarse y tener en cuenta lo que le gusta a la otra persona sea suficiente.
Quizás no queriendo tener siempre la razón, dejando de lado el orgullo, sea suficiente.
Quizás con una disculpa a tiempo sea suficiente.
Quizás con saber perdonar(se) sea suficiente.
Quizás con dedicar(se) tiempo sea suficiente.
Quizás simplemente con que apuesten por ti sea suficiente.

QUIZAS.

Nos pasamos la vida buscando algo diferente, algo especial, algo que nos diga que lo que vivimos es real, genuino y único. Cuando quizás la esencia resida en lo cotidiano, en las pequeñas cosas del día a día.

 

 

Carlos Ramajo para –MiFaDeLoSu

 

 

 

3 Comments

¿Te ha gustado el post? ¡Deja un comentario!

Translate

A %d blogueros les gusta esto: