Críticas Literarias,  Mi fábrica de (los) sueños

Brújulas que buscan sonrisas perdidas

Brujulas que buscan sonrisas perdidas

Reencontrarse con el pasado suele ser una tarea inevitable que nos empeñamos en postergar en el tiempo con la intención de no alcanzar nunca dicho acontecimiento. Máxime, cuando en él alberga la incomodidad de situaciones violentas que nos resistimos en afrontar.Brújulas que buscan sonrisas perdidas, es una de esas historias que sirven como ejemplo en las que la vida hace que vuelvas a encontrarte con viejos fantasmas del pasado. Fantasmas, olvidados y en ocasiones equivocadamente enterrados.

Un reencuentro con los recuerdos más remotos, a modo de history-board, en el que el pasado y presente se mezclan dando lugar a lecturas, a modo de reflexiones, de la propia vida.

Un historia entrañable entorno a dos personajes; dos únicos protagonistas: Padre e hijo. Ambos golpeados por sendas tragedias que nos recuerdan que nunca es tarde para decir aquello que no nos atrevimos a expresar en su momento o sencillamente cerrar círculos de la manera correcta, que den paso a nuevas etapas.

Un reencuentro entre dos generaciones que no deja indiferente, donde las pérdidas se suceden como la propia vida y ante las cuales, la reacción humana, no deja de ser precisamente eso, una reacción inesperada y diferente dependiendo de la persona a la que le toque de cerca sufrir dicho fatídico acontecimiento. Reacciones, siempre lícitas, ante acontecimientos para los que nunca nadie te prepara e inevitablemente suceden.

Una historia que se vuelve más entrañable aún en su recta final. Con una gran reflexión a modo de telón de fondo y cuyo final, da lugar a que el lector una vez terminada la obra, continúe reflexionando sobre las decisiones tomadas a lo largo de su propia vida.

Como dice Albert Espinosa, autor de esta magnífica obra, todo se resume a «traumas de la infancia», o como a mí más me gusta decir, alterando un poco la cita que utiliza el autor: «Todo se resume, a traumas del pasado«.

MiFaDeLoSu

¿Te ha gustado el post? ¡Deja un comentario!

Translate

A %d blogueros les gusta esto: