Desarrollo Personal,  Mi fábrica de (los) sueños,  Reflexiones

El Cambio…

Fotografía extraída de la página oficial de Facebook de Luis Galindo.
Fotografía extraída de la página oficial de Facebook de Luis Galindo.

¿Por qué nos resistimos al cambio? ¿Por qué nos empeñamos en postergar, lo que a ciencia cierta sabemos, que tarde o temprano, sucederá?

Hace un tiempo tuve la oportunidad de asistir a una charla sobre psicología, en la cual se trataban temas tan interesantes, como las emociones o el cambio, en las personas.

En la ponencia hacían ver como el ser humano es capaz de desconectar de ciertos sentimientos en circunstancias adversas o duras, y a su vez, sino se entrena o no se prepara a la mente para ello, puede darse, sin ser conscientes, que no se vuelvan a conectar dichas emociones, repercutiendo en nuestra vida personal, laboral o sentimental.

A la hora de hablar del cambio, cambio tanto personal como institucional, ya que las instituciones no dejan de ser dirigidas por personas finalmente, me pareció muy interesante como hicieron ver lo difícil que resulta, a ciertas edades, edades maduras, por decirlo de alguna manera, modificar las  conductas, rutinas o formas de actuar ante hechos o circunstancias de todo tipo. Dicha dificultad viene dada, o está directamente relacionada, con el esfuerzo personal que supone la alternativa nueva de conducta.

La charla, dada por el director de un centro psiquiátrico (es una lástima no recordar el nombre ya que fue expuesta de una manera extraordinaria, amena, con vocabulario sencillo y comprensible), se extendía más allá de estos conceptos pero me resulto muy interesante esta parte en concreto.

A la conclusión a la que puede llegar es que a las personas, igual que a las instituciones, nos cuesta cambiar o evolucionar, porque el cambio requiere o supone mucho más esfuerzo y energía que seguir siendo la misma persona.

No soy el mismo de hace veinte años, ni el de hace diez, ni el de hace cinco, ni siquiera el mismo de hace un mes. Y espero ser otro, dentro de todos esos mismos tiempos.

¡¡¡Evoluciona, cambia, reinventate!!! De eso se trata la vida.

 

Carlos Ramajo para –MiFaDeLoSu

¿Te ha gustado el post? ¡Deja un comentario!

Translate

¿Te gusta el Blog? ¡Hazlo saber en tus redes! O síguenos en ellas... ;)

A %d blogueros les gusta esto: