Bajo el azul,  Maldivas,  Mi fábrica de (los) sueños

Nueva aventura: Maldivas.

Giros inesperados. Así, tal cual, terminamos viajando a Maldivas para obtener la siguiente titulación de buceo recreativo que, entre otras cosas, nos posibilita el poder descender hasta una profundidad de 30 metros.

Situemonos. Maldivas, unas islitas allí por debajo de la India, ubicadas en el océano Índico y entre – esto último no lo tengo muy claro – Somalia y Singapur si dibujamos una linea imaginaria entre estos dos últimos puntos en el ya de sobra conocido Google Maps. En resumen, que esto no es una clase de geografía – básicamente porque nunca ha sido mi fuerte – un paraíso perdido del resto de civilizaciones comúnmente conocidas como naciones del primer mundo – os aseguro que aquello si que debería denominarse como primer mundo.

Una vez realizado el inciso, regresemos al inicio del post. Un giro que no contemplaba, dio lugar a la aventura más maravillosos e importante de mi vida hasta el momento. El destino – no me canso de repetir que el buceo es algo que se cruzo en mi vida sin buscarlo, no se si para darme una lección sobre las múltiples bellezas del mundo y las posibilidades existentes del mismo, o para rescatarme en un momento personal complicado, sea como fuere, a día de hoy le debo mucho a esta disciplina – me brindó la oportunidad de visitar uno de los lugares más bellos del planeta y realizar aventuras que se han convertido en las experiencias más bellas que jamás he hecho nunca. Así como la visualización más maravillosa que mis ojos han hecho jamás.

Como decía unas lineas más arriba, el objetivo principal del viaje era realizar el curso de buceo Advanced Open Water que nos permitiera ir un poco más allá en este mundo tan fantástico de sumergirse en el fondo submarino.  Y como no había centros por aquí cerca que nos permitieran dicha hazaña (ironía), decidimos coger un par de aviones y perdernos por el mundo en busca de una de las mejores faunas submarinas existente en el planeta tierra: la gran Maldives.

Todo comenzó con un…

– ¡Este año nos sacamos el Advanced! Mallorca estuvo bien, ¿verdad?

– Mallorca como opción suena bien, si. De hecho, me gusta la idea… pero oye, se me acaba de ocurrir, igual es una locura, pero… ¿Y si nos vamos a Maldivas?

– ¿Maldivas? Dame un par de minutos que lo piense. – pasados esos dos minutos exactos – Oye, que me parece genial – en realidad fue un: «me parece de puta madre», pero no se si es adecuado para un blog escribir tacos así que nos quedamos con el «genial».

– Por cierto, ¿Dónde está Maldivas?

Una vez consultado el anteriormente mencionado Maps, tocó ponerse manos a la obra. Esta vez, con su inseparable Google. Abrir pestaña, nueva búsqueda, bucear Maldivas y… ¡Tachan! Mi casa es redonda, el gran descubrimiento. ¿Que es «mi casa es redonda»? Un blog maravilloso que, además de tener una filosofía muy interesante y un montón de información sobre viajes adaptados a todos los bolsillos, resulta muy útil y que os invito a descubrir. Tras bucear un poco en este fantástico blog, descubrí además, que son los creadores de Nomads Spain, agencia de viajes con la que decidimos realizar nuestro particular aventura para la obtención de la nueva titulación de buceo. Un 10, como página de referencia para viajar y otro 10 como agencia. En resumen, amables, agradables y auténticos – Así da gusto, joder (vuelvo a tener dudas respecto a los tacos y los blogs…) – Por lo que nos pusimos en contacto con ellos explicándoles nuestras intenciones, de modo que adaptaron nuestra idea a sus conocimientos, con nuevas propuestas que fuimos incapaces de rechazar.

La concreción final fue la visita a cuatro islas diferentes entre ellas, con sus particularidades y peculiaridades. Cada una de ellas, brindaba la posibilidad de realizar preciosas inmersiones. – ¿Existe alguna isla de Maldivas que no lo ofrezca? supongo que las deshabitadas, o Male que no invitaba a ello – En definitiva, un ruta muy interesante con paradas obligadas en Maafushi, Fulidhoo, gulhi y como no, Male, la capital de Maldivas.

A modo de escueto resumen, mencionar que realizamos un total de nueve inmersiones. Inmersiones que iré desengranando poco a poco en el blog a través de escritos acompañados de videos, en los que os comentaré mis diferentes impresiones respecto a la aventura llevada a cabo: El curso en cuestión, bucear en corrientes – surfear por debajo de las olas literalmente – y como colofón final de fiesta, la extraña sensación de difícil descripción que pude obtener al bucear entre el gran depredador de las profundidades marinas, temido por algunos y admirado por otro, el tiburón. ¡Ah! Y por si fuera poco, alguna que otra «experiencia», de esas denominadas como vitales, que dejan sin respiración a sus protagonistas cuando las vivencian 😉  .

MiFaDeLoSU

 

El video que se muestra en este post esta íntegramente filmado con el siguiente producto:

 

One Comment

¿Te ha gustado el post? ¡Deja un comentario!

Translate

¿Te gusta el Blog? ¡Hazlo saber en tus redes! O síguenos en ellas... ;)

A %d blogueros les gusta esto: